jueves, 6 de noviembre de 2008

Dios

desde siempre entendi la religion como algo nulo en mi vida
una locura de hombres que necesitan respuestas
y las buscan en una figura suprema, una deidad
otra trampa para necios que resguardan sus inseguridades en la tonta idea de la ayuda divina
este año fue distinto,
quien sabe porque , o como
deje de lado mi eceptisimo
y empece a creer que esa loca fantasia de que nunca estamos solos
es algo real.
la verdad es que ahora veo todo con otros ojos
y
puedo entender que cualquiera puede mirar al mundo en que vivimos la tierra que pisamos ,
las baldozas camino a casa,
como poco a poco nos matamos entre nosotros
y destrosamos el medio ambiente
y no creer,
pero ya no entiendo, como alguien puede mirar el cielo estrellado
o pararse en una piedra sin mas que una briza y el mar a su alrededor
y no verlo retratado en el orizonte,
porque yo estube ahi.
¿sera que me senti tan lleno de algo que no alcanze a entender
que me colmo el alma de libertad y me toca en lo mas profundo de mis fibras?
ese sentimiendo tan puro, natural y vasio de la locura diaria.
por un momento pude admirarlo, mas bien lo senti,
austando, escondido
esperando que lo encuentre detras de esa inmensidad
como si se hubiera cansado de buscarme.
nunca imagine poder disfrutar tanto un momento como ese,
en toda esa belleza un solo gesto de alegria
me di la vuelta, y reconosi su encanto en todo lo que me rodiaba.
estaba tan solo, y a la vez tan acompañado.
sin embargo, aunque el mundo se lleno de colores que jamas habia visto
tambien las manchas se podian ver con mas claridad.
es obvio que estan, y que algunas dejaron marcas que tal vez nunca se podran borrar.
pero como dice mi mama , cada niño que nace , trae un mensaje : que Dios no ah perdio la esperanza en el hombre.



Sebastian E. Dana

No hay comentarios: