domingo, 21 de diciembre de 2008

nadando con delfines.

ese 1er beso nunca existio

y al igual que ese amor

solo fue un sueño lucido, vìvido que ambos compartimos,

al menos eso es lo que termino por entender

al darme cuenta que al fin y al cabo nunca logramos conocernos.




Sebastian E. Dana

No hay comentarios: