jueves, 25 de noviembre de 2010

y de repente, el hechizo se desvaneció
eso que una vez pensé iba a durar para siempre se callo a pedazos
tan rápido y estrepitosamente, que ni me di cuenta,
como si nada hubiera pasado
como si nadie hubiera sufrido.

No hay comentarios: